Es inútil crearse falsas expectativas. Ferrari y McLaren están a otro nivel, BMW es el tercero y Renault se pelea con Williams y Red Bull. Lo dice Fernando Alonso, su compañero Nelson Piquet, lo atestigua Michael Schumacher, Pedro Martínez de la Rosa, Kimi Raikkonen, Felipe Massa... Es la realidad que se palpa en el paddock y lo que ayer reflejaban los tiempos en la segunda jornada de la última semana de pretemporada, los ensayos definitivos antes de empezar el Mundial en el Gran Premio de Australia.

Alonso ha adelantado con exactitud milimétrica lo que sucedería en cada una de sus siete temporadas en F-1. Así que lo mejor para saber qué ocurrirá es prestar atención al propio bicampeón del mundo. Alonso avisó durante la presentación de esta temporada en París que su R28 estaba un paso por detrás de Ferrari y de McLaren, un paso de más de medio segundo. La pasada semana fue aún más claro: "Estamos por detrás de Ferrari, McLaren y BMW, en un grupo con Red Bull y Williams. No estamos para luchar por nada importante". ¿Y por qué no creerle?

EL CRONO NO ENGAÑA La prueba definitiva antes del GP de Australia tiene lugar esta semana en Montmeló. Y los cronos confirman las impresiones del asturiano. Ferrari y McLaren están por delante, aunque en las tandas largas los coches plateados bajan un poco el ritmo al final porque desgastan más los neumáticos traseros; BMW se encuentra justo por detrás, con la incógnita de saber sin ha entrenado con más carga de gasolina buscando soluciones al desgaste que sufrirán los neumáticos con más calor.

Detrás de ese trío se encuentra otro formado por Renault, Williams y Red Bull, en el que el equipo de Alonso ni siquiera parece el mejor colocado. "Nuestra guerra no es con Ferrari o McLaren, es con Williams y Red Bull", dijo ayer Nelson Piquet.

Pues en esa batalla se encuentra inmerso Renault, que ayer incorporó algunos apéndices aerodinámicos (un pontón en forma de hacha) y una nueva suspensión trasera. Necesitan mejorar con urgencia porque, de momento, los Red Bull tiene un ritmo de carrera muy similar al R28, y además, obtienen mejor rendimiento de las gomas a tres vueltas, es decir, califican mejor.

En Renault se respiran problemas y a Alonso se le percibe tenso. Giancarlo Fisichella (Force India F1) tampoco da ninguna opción a su excompañero en Renault: "Ahora mismo no tiene ninguna posibilidad de ganar ninguna prueba", sentenció.