Nihat Kahveçi no podrá realizar la pretemporada con el resto de sus compañeros y, a buen seguro, no debutará en el primer partido liguero del ejercicio 2008/09. El delantero turco del Villarreal se lesionó en el partido de cuartos de final que enfrentó a su país con Croacia y, tras la confirmación el pasado miércoles en Valencia de la pruebas que se le practicaron en la Eurocopa, tendrá que ser operado este fin de semana, probablemente el domingo, en el Hospital 9 d´octubre.

El futbolista otomano está anímicamente bastante fastidiado, ya que había puesto muchas esperanzas en la próxima campaña, por todo lo que supone para un jugador el poder disputar la Champions. Además, la inoportuna lesión le dejó a las puertas de participar en la semifinal de la Eurocopa, en la que Turquía fue eliminada por Alemania.

MIRA HACIA ADELANTE Pese a ello, como ganador nato que es, el atacante del Submarino se siente optimista y cree incluso que podrá "estar disponible para septiembre", siempre y cuando "la recuperación vaya bien y los médicos así lo estimen". No ha querido comparecer públicamente, debido a que su estado anímico, evidentemente, no es el idóneo, pero sí mostró, en declaraciones a Canal 9, sus ganas de mirar hacia adelante: "Desde luego que es un duro golpe, pero me repondré pronto".

"Ahora a esperar a la operación y a afrontar la recuperación para estar disponible cuanto antes", explicó. Nihat parte de cero, pero su profesionalidad y ganas por brillar en el Submarino le ayudarán a recuperarse.