Lewis Hamilton aseguró que continuará hacia adelante en sus alegaciones después de conocer que el recurso presentado contra su sanción en el Gran Premio de Bélgica, disputado en Spa Francorchamps, fue rechazado por la Corte de Apelación de la FIA.

El británico es, después de esta decisión con la que no está de acuerdo, líder en la clasificación provisional del Mundial de Fórmula 1 con un punto de ventaja sobre el piloto brasileño Felipe Massa, aunque asegura que está preparado para seguir mirando hacia adelante en el Mundial.

El líder de la escudería McLaren-Mercedes aseguró, tras conocer la decisión de la Corte de Apelación de la FIA, que, seguramente "mucha gente esperaba que me hundiera en una depresión, pero nada de eso: todo lo que quiero, es dejar esto atrás y hacer lo que mejor sé, pilotar frente a otros pilotos al máximo nivel".

"Somos pilotos de carreras y, por tanto, de naturaleza competitiva. En mi caso me gusta adelantar y no es nada fácil, pero sientes algo grande cuando consigues una buena maniobra de adelantamientos y, si la presencian muchos espectadores en el circuito y en la televisión, todavía mejor", aseguró Hamilton, quien corroboró que estaba "desilusionado, pero no deprimido por la decisión de rechazar su recurso".

Por su parte, el máximo mandatario de la escudería británica, Martin Whitmarsh, también insistió en su convencimiento de que "la apelación debería haber sido admitida, sin duda".