Hércules y Elche empataron a cero en el duelo de máxima rivalidad de la provincia de Alicante, en un partido en el que no quedó patente la diferencia que existe entre ambos equipos en la clasificación, ya que el Elche, pese a ser el colista, fue el equipo que más peligro creó a lo largo de todo el encuentro.

El centro del campo ilicitano se impuso al alicantino y, por ello, Juan Carlos Mandiá, técnico del Hércules, buscó más presencia en ataque y dio entrada a Delibasic primero y a Rubén Navarro más tarde, pero lo cierto es que no consiguió la mejoría que buscaba en su equipo. De hecho, fue el Elche el que siguió creando más peligro sobre al área rival.