Radiante de felicidad porque acaricia la victoria en el Castelló Masters abandonó el hoyo 18 Sergio García. Y esta alegría también quedó patente cuando atendió a los medios de comunicación en la sala de prensa. El borriolense estuvo en todo momento tranquilo y no dudó ningún instante en mostrar su mejor sentido del humor a la hora de contestar las preguntas.

Sergio se ve ganador. Esta sensación no se produce solo por la diferencia de cuatro golpes sobre sus perseguidores, sino que también se apreció en sus palabras. "Es una buena distancia, aunque preferiría tener diez", bromeó. Más serio señaló que si continúa jugando al mismo nivel "es muy complicado que pierda este torneo, aunque los otros también juegan y si tienes un mal día puedes pasarlo mal, pero estoy contento porque cada vez estoy pegándole mejor a la bola".

Y es que parece que las molestias que arrastra en el codo y que le hicieron pasar por el fisioterapeuta antes de tomar la salida el viernes han remitido. "Ya no me duele y no he sentido ningún pinchazo. Me he estado poniendo hielo y parece que el resultado ha sido el óptimo", matizó.

Sobre la más que posible victoria en el Castelló Masters Costa Azahar, también señaló: "Tengo muchísimas ganas de ganar este torneo por muchas razones, es del Circuito Europeo, es en España, en mi campo, en mi ciudad. Sería aquí frente a toda mi gente, pero eso no quiere decir que cuando juego otros torneos no lo intente de la misma manera", aunque dijo no fijarse nunca en los premios en metálico.

OLAZÁBAL, REACCIONA Uno de los jugadores que más ha animó los partidos de la mañana fue José María Olazábal, el ganador de dos grandes (Masters de Augusta 94 y 99), quien después de un error en el cuatro entusiasmo al numeroso público que le seguía con cinco birdies en seis hoyos, del 9 al 14, saldando la tercera vuelta con 67 golpes para colocarse en el puesto 13°: "El comienzo ha sido flojo, con varios golpes regulares, pero por los 9 segundos he jugado francamente bien, he cogido más calles aunque todavía me falta bastante para llegar donde me gustaría".

En la última jornada espera mantenerse entre los 20 primeros de la clasificación. "Está saliendo todo mucho mejor de lo que esperaba, no cabe duda, aunque a la hora de pegarle a la bola sé que tengo que mejorar esa faceta", concluyó el donostiarra.