"Me cuesta creerlo, pero si Calderón decide presentarse a las elecciones a la presidencia del Madrid me parece bien. Tiene muy poco que esconder o que callar". Vicente Boluda, sorprendido, no acaba de dar crédito al presunto farol de su excompañero de junta. A pocas horas de la repetición de la asamblea, la imagen del club no para de degradarse. A ello contribuye lo suyo el propio Boluda, que ayer volvió a insistir en que se marchará mañana si no es ratificado por los compromisarios . "Me iré y la asamblea se acabará", dijo en Onda Madrid el presidente.

No se inmutó con la decisión del juzgado número 20 de Madrid de suspender cautelarmente los acuerdos de la asamblea del 7 de diciembre, impugnada por las graves irregularidades. La anulación de dichos acuerdos es el segundo punto del orden del día de mañana "y de aprobarse dicha propuesta, así como nuevos acuerdos de idéntico contenido a los impugnados, quedaría sin efecto tanto la suspensión cautelar como la solicitud de nulidad de los acuerdos del 7 de diciembre", según dice una nota del club blanco.

Por otro lado, el único precandidato que ha hecho pública su participación en las elecciones, Martínez Bravo, considera que la asamblea podrá continuar aunque Boluda no sea ratificado y atribuye el anuncio de Calderón a su intención de fastidiar a Florentino Pérez: "Es una bravuconada, lo hace por despecho".