Quienes sentimos pasión por la selección española y llevamos años sentándonos delante de la televisión cuando juega España vivimos el pasado sábado una situación sin precedentes, y más aún si eres de la provincia de Castellón. Por primera vez en la historia, uno de los nuestros, el Villarreal, acumuló más futbolistas en el once de La Roja que ningún otro equipo.

Liverpool y Valencia --los que más aportan a la lista de Del Bosque con cinco--, así como los dos grandes, Barcelona y Madrid, solo aportaron dos jugadores al once, a los que se les sumaron Capdevila, Senna y Cazorla. Ver para creer.

Mi memoria futbolística --sin echar mano de videoteca-- comienza a generar recuerdos de España-82, del famoso España-Malta y de la Eurocopa Francia-84. Por aquellas fechas, Athletic de Bilbao y Real Sociedad eran quienes hacían sombra a los Barça, Madrid, Valencia y Atlético. Casi tres décadas después, el Submarino de Fernando Roig y Pellegrini es quien ensombrece a los clásicos.

Supongo que los que eran pesimistas con España antes de ganar la Eurocopa-08 --sus razones tenían-- se han reenganchado a La Roja. Si por casualidad queda alguien por convencer y es de la provincia, ahora tiene otro gran motivo para engancharse. Eso sí, cuando vuelvan a verlo frótense los ojos... por si acaso.