DAVID BECKHAM, que percibe 32,4 millones anuales entre salario y otras remuneraciones, es, según France Football, el futbolista mejor pagado del mundo por delante de Leo Messi, que gana 28,6. EFE