El seleccionador de Inglaterra, Fabio Capello, acompañado por su mano derecha Franco Baldini, no perdió detalle del choque en el Emirates Stadium. Tras el partido, el italiano se acercó a dar ánimos al bando amarillo. Sobre todo a un abatido José Manuel Llaneza, al que le dijo que con Cazorla y Marcos Senna las cosas hubieran pintado de otra forma.

Un examarillo, Rio Mavuba, tampoco faltó a la cita de Londres. Tras pasar por el hotel de concentración del Villarreal para visitar a sus excompañeros, el centrocampista galo vio el encuentro acompañado por la esposa de su gran amigo Robert Pirès.