EL FISCAL ha solicitado en sus conclusiones provisionales penas de hasta seis años y cinco meses de cárcel para los jugadores del Bada Bing acusados de agredir en enero pasado a varios jugadores del Rosario Central y a una espectadora que grabó los hechos, durante un partido de 3ª Regional de Cataluña. En su escrito provisional, el fiscal considera que los siete acusados cometieron los delitos de lesiones, contra la integridad moral, desórdenes públicos y coacciones, y con el agravante de motivos racistas. EFE