El filial del Barcelona empató ayer a cero ante el Sant Andreu y subió a Segunda A después de hacer valer el 1-0 de la ida. El Alcorcón también rubricó su ascenso al fútbol profesional tras vencer en casa por 3-2 al Ontinyent en un final agónico. r. d.