En un pasado no demasiado lejano fueron las de la Real Sociedad o del Athletic de Bilbao; una de las más alabadas siempre ha sido --y es-- la del Espanyol; y la del Sevilla pisó fuerte hace un par de temporadas. Ahora, la cantera que manda en el fútbol español es, sin duda, la del Villarreal. Si no la mejor, la de la Ciudad Deportiva sí es la fuente de nuevos futbolistas más buscada por los clubs de Primera y Segunda División, que ven en la nueva hornada promocionada por Juan Carlos Garrido al primer equipo a futbolistas muy apetecibles para reforzar sus proyectos.

En los despachos de Fernando Roig Negueroles y José Manuel Llaneza ya están más que acostumbrados a recibir semanalmente alguna llamada solicitando los servicios de los Musacchio, Matilla, Marco Ruben…, aunque, de momento, la respuesta del Villarreal siempre ha sido la misma. “Son nuestros fichajes”, comentó la pasada semana el presidente de la entidad, Fernando Roig, que no se sorprende de que “media Liga” ande detrás de unos futbolistas que esta temporada han hecho historia como uno de los mejores filiales de todos los tiempos en el fútbol español. Salvo Real Madrid y Barcelona, el resto de componentes de la máxima categoría --por no hablar de los de Segunda A-- han sondeado al club del Madrigal.

LOS MÁS VALORADOS DE 2ª a // La valía de los jóvenes valores elegidos por Juan Carlos Garrido para hacer la pretemporada con el primer equipo no tan solo es una apreciación del máximo responsable del club. Sin ir más lejos, la mayoría de los entrenadores que han desempeñado su labor la pasada campaña en la categoría de plata coinciden en señalar al Villarreal B como el mejor equipo de la última Liga en Segunda A (ver el gráfico de la página siguiente). El filial no solo ha sido el conjunto que más ha sorprendido a los responsables de los banquillos, también el que más ha gustado por su filosofía futbolística, primero con Garrido al mando y, después, con Paco Herrera. Entrenadores como Eusebio Sacristán, Pepe Murcia, Raúl Agné, Antonio Calderón, Jorge D’Alessandro o Gonzalo Arconada no dudan en apuntar al Mini Submarino como el equipo que más les ha hecho disfrutar como espectadores.

A nivel individual, Matilla y el ecuatoriano Jefferson Montero han sido las revelaciones de la temporada, según los técnicos. Solo Jorge Molina (Elche), máximo anotador de la categoría con 26 tantos, ha hecho sombra a los canteranos amarillos. Del múltiple interés generado por los canteranos amarillos en el fútbol español tan solo ha trascendido una pequeña parte, pero significativa. Por ejemplo, uno de los representantes españoles en la próxima Europa League --a la que todavía opta a entrar el Submarino-- quiso solucionar la marcha de su pichichi con la llegada de Marco Ruben, autor de 18 dianas en su primer año como amarillo.