Mientras el futuro de Diego Godín está cada vez más teñido de rojiblanco, el Villarreal ha movido rápidamente sus hilos y tiene cerrado el acuerdo con el Valencia para incorporar en sus filas a Carlos Marchena. El recientemente proclamado campeón del mundo con la selección española mantuvo ayer una reunión en Valencia con su agente Manuel García Quilón que serviría para ultimar los flecos de su contrato con el Villarreal. El traspaso está acordado en dos millones de euros y el futbolista firmará por dos años.

Quien podría emprender el mismo camino que Marchena es el joven Alcácer, del Valencia B. El club amarillo estudia la cesión del delantero para el filial.