Los Pirineos han vivido la clausura de la temporada de la prueba Monte Perdido Extrem Non-Stop y Travesía, una ruta circular alrededor del Monte Perdido de casi 50 kilómetros y 8.900 metros acumulados en total.

Su dureza y la extraordinaria belleza de su trazado, a través del parque nacional de Ordesa y Monte Perdido, catalogado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, son motivos más que suficientes para que muchos deseen ver reflejados sus nombres en el listado de participantes. Como es el caso de los castellonenses Juan Antonio Ruiz, Juan Navarro y Miguel Ángel Martínez, que dejaron el pabellón alto.

Como bien dice la organización, el Monte Perdido Extrem, no es una competición estricta, pues se puede realizar de entre 1 a 4 días, pero si se tiene fuerzas y se consigue dar en menos de 22 horas, se entra directamente a formar parte del ránking de la modalidad Non-Stop.

Así, Juanan Ruiz, del equipo Running Team la Tienda Trangoworld (ganador este año de la Vuelta al Aneto y 14º en el Campeonato del Mundo de Ultra Skymarathon de Italia), realizó un tiempo de 8.40 horas pese a contar solamente con la ayuda del mapa que entrega la organización, pues le falló el GPS, instrumento que quizá le hubiese “ayudado a ir más rápido”, por lo menos en orientación.

Los refugios de montaña de Pineta y Góriz (España) y Espuguettes y Sarradets (Francia) fueron testigos del paso de estos tres castellonenses que, entre 100 participantes, fueron los que realizaron el menor tiempo. H