Giuseppe Rossi se ha ganado un hueco en la historia del Villarreal en Primera División. Con el gol de penalti anotado por el delantero italiano ante el Sporting de Gijón, Beppe alcanza los 39 tantos en Liga con la camiseta amarilla --52 contando todas las competiciones-- e iguala al segundo máximo artillero en la historia del club, Víctor Fernández Chingu, ya que el primero sigue siendo el uruguayo Forlán.

Además, Rossi sumó ayer su partido número 100 en Liga vistiendo la camiseta del Villarreal. “Estoy muy contento por haber marcado pero, sobre todo, por el empate que hemos conseguido. El punto que nos viene bien, es importante seguir sumando. Ha sido un partido extraño, el campo estaba muy mal y hay que tener en cuenta que el Sporting corre y pelea mucho. Lo mejor que tenemos es que nunca bajamos los brazos y esta vez lo hemos demostrado”, argumentó.

El delantero ítalo-americaano se ha convertido en pieza insustituible en el esquema de Juan Carlos Garrido y ya es el máximo goleador del Submarino en esta temporada al acumular seis tantos, dos de ellos desde el punto de penalti. Muy cerca de él está su compañero Nilmar, con cinco. El último gol también lo anotó desde los 11 metros y fue en el tiempo de descuento del partido de ayer, por lo que demostró tener mucha sangre fría para batir con tranquilidad a Juan Pablo. “El partido estaba caliente y se demoró mucho en chutar el penalti, pero intenté estar tranquilo para que no me afectara el ambiente y concentrarme solamente en que iba a meterlo”, analizó Rossi.

Tras calificar el punto conseguido ante el Sporting de Gijón como “bueno”, el delantero italiano ya piensa en su próxima víctima: “Ahora ya no se puede hacer nada y no sirve reclamarle al árbitro porque lo más importante es que debemos estar concentrados para ganarle el próximo domingo al Athletic de Bilbao ante nuestra afición”, finalizó Rossi.

Lo que parece claro es que Rossi está cuajando su mejor temporada en Primera División vistiendo la camiseta del Villarreal y que sus goles serán decisivos para seguir en la parte alta. H