La FIFA anunció hoy que su vicepresidente Jack A. Warner, suspendido provisionalmente por incumplir el código ético en las últimas elecciones, ha dimitido voluntariamente de sus cargos, por lo que se han cerrado todos los procedimientos abiertos por la Comisión de Ética y se mantiene su presunción de inocencia. En un comunicado, la FIFA "lamenta los acontecimientos que han llevado al señor Warner a tomar esta decisión" y "ha aceptado su dimisión, a la vez que reconoce y agradece su contribución al fútbol internacional, en general, así como a la CONCACAF y al fútbol caribeño, en particular". Según la FIFA, Warner abandona sus cargos por propia voluntad tras casi 30 años de servicio "al haber decidido centrarse en su importante labor en nombre del pueblo y el Gobierno de Trinidad y Tobago como ministro y presidente del Congreso Nacional Unido, el principal partido en el Gobierno de coalición de su país". "El Comité Ejecutivo de la FIFA, su presidente y la administración de FIFA agradecen al señor Warner los servicios prestados al fútbol internacional, caribeño y de la CONCACAF durante los muchos años que ha dedicado a este deporte, tanto en el ámbito internacional como regional, y le transmiten asimismo los mejores deseos para el futuro", añade el texto. La Comisión de Ética de la FIFA decidió el pasado 29 de mayo suspender provisionalmente al trinitense Jack Warner, vicepresidente de FIFA y presidente de la CONCACAF, tras recibir una denuncia del estadounidense Chuck Blazer, secretario general de esta confederación y miembro del Comité Ejecutivo de FIFA por posibles violaciones del Código Ético. El informe de Blazer, en vísperas de las últimas elecciones a la presidencia de FIFA, hacía referencia a una reunión especial de la Unión Caribeña de Fútbol (CFU), aparentemente organizada por Warner y el miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA y único rival de Joseph Blatter en los comicios, el catarí Mohamed bin Hammam, los días 10 y 11 de mayo de 2011. Esta reunión estaba relacionada con las elecciones presidenciales que se celebraron el pasado 1 de junio y en las que Blatter se presentó como único candidato después de que la Comisión de Ética suspendiera también provisionalmente a Mohamed bin Hammam.