El Playas de Castellón estará hoy muy pendiente de los movimientos bancarios que se produzcan en las arcas de la Liga Nacional de Fútbol Sala. Ayer, 20 de junio, terminaba el plazo para que los conjuntos de División de Honor y de División de Plata abonaran los cánones obligatorios para poder seguir compitiendo en dichas categorías el próximo ejercicio.

Pese a que fue ayer la fecha límite, ni el presidente de la LNFS, Javier Lozano, ni nadie conocía a última hora de anoche que equipos cumplían los requisitos y cuáles no, debido a que habrá que confirmar hoy si se han producido los ingresos pertinentes o en caso de que fueran vía aval -se permite justificar económicamente la mitad del canon-, certificar la veracidad de los mismos.

TALAVERA, CARTAGENA... // Varios son los clubs que hasta ayer mismo no sabían si podrían hacer efectivo el pago de los cerca de 80.000 euros necesarios para militar en División de Honor el año próximo. Entidades como el Talavera, el Cartagena y el Puertollano, un recién ascendido del que ayer se filtró que había hecho efectivo el plazo --situación por confirmar oficialmente--, tenían muy complicado pagar a tiempo. Y hoy, presumiblemente, se sabrá si continúan o es el Playas el que cubre una de esas plazas.

LUGO Y TUDELA // Casos diferentes pero que podrían afectar al Playas son los del Lugo, que ayer mismo pidió una moratoria para poder pagar fuera de plazo, y el recién ascendido Tudela, cuyo pabellón no reúne las condiciones exigidas por la LNFS y podría caer. H