El Barça da un paso al frente con Thiago Alcántara, el jugador que ha sido la gran revelación del Europeo sub-21 conquistado por la selección española el pasado fin de semana. El club ha anunciado la renovación del centrocampista, de 20 años, hasta el 2015 aumentando no solo su salario, sino que elevando su cláusula de rescisión hasta los 90 millones de euros. Un gesto de confianza de la directiva azulgrana y de los técnicos justo ahora cuando se debatía sobre su futuro, teniendo en cuenta la inminente incorporación de Cesc Fábregas. Guardiola siempre ha considerado a Thiago como una pieza capital del futuro deportivo del Barcelona. Con esta renovación, el club se asegura el control y la continuidad sobre uno de los grandes talentos del fútbol europeo.