La cesión de la gestión del club albinegro por parte de los actuales propietarios a la Fundación CD Castellón dio un paso adelante en el día de ayer. No definitivo eso sí, porque existen varios puntos que dificultan el acuerdo final de una operación diseñada para garantizar la continuidad del proyecto deportivo del Castellón, totalmente paralizado por la dejadez de funciones en la gestión de la entidad por parte de los actuales propietarios y del consejero delegado, Antonio Blasco.

No obstante, la primera reunión formal entre el grupo liderado por Miguel Pastor y Antonio Blasco y José Manuel García Osuna tuvo un resultado positivo, después de más de cuatro horas de conversaciones en un conocido hotel de Valencia.

HOY NUEVA REUNIÓN // No obstante, todavía restan por resolver varios puntos discordantes, además de la presentación de las cuentas del Castellón SAD por parte de Castellnou. Uno de los puntos innegociables para el grupo de Miguel Pastor es la no intervención en la gestión por parte de los actuales propietarios durante el año de cesión, además de la fijación del precio total de la venta de la entidad albinegra.

Las negociaciones está previsto que continúen durante el día de hoy y la idea es que la Fundación asuma el control del Castellón con celeridad. El tiempo juega en contra del club, puesto que no se ha contratado al que debe ser el nuevo técnico y tampoco se ha comenzado a perfilar la nueva plantilla. El grupo de Pastor prevé confeccionar una junta con personas relevantes dentro del albinegrismo. En ese sentido se quiere ofrecer la presencia en una futura gestora a organizaciones como Sentimiento Albinegro o la Federación de Peñas del CD Castellón (Fepdecas), amén de contar con la presencia de algún exjugador de prestigio del equipo albinegro como Javier Ibeas.

La Fundación CD Castellón se presenta ahora mismo como la única tabla de salvación para asegurar la gestión de la entidad en todos sus estamentos, incluido el fútbol base que hasta la fecha ha dirigido con notable dedicación Esteban Linares y que pese a las carencias ha dado muchas satisfacciones al CD Castellón. H