La situación del River Plate está que quema después de su descenso a la división B. Una bomba molotov explotó frente a la vivienda de Daniel Mancusi, uno de los dirigentes del club. "Esto es un hecho delictivo realizado por gente que no quiere al club", dijo. Mientras tanto, su presidente, Daniel Passarella, acusó al presidente de la Asociación del Fútbol Aargentino (AFA) y vicepresidente de la FIFA; el eterno Jualio Grondona, de estar detrás de la pérdida de la categoría del club que más títulos obtuvo en el medio local. "Muchos me critican porque me peleé con Grondona en el momento equivocado. Y a esa gente yo les digo que uno no puede vivir arrodillándose. ¿Qué es esto? ¿Una dictadura? ¿Están Galtieri y Videla en la AFA?", le dijo al diario Clarín, en alusión a los militares que gobernaron entre 1976 y 1983. "Por eso yo le dije a Grondona que se tenía que ir, que hay que cambiar el fútbol argentino. Así no va más. Se lo dije en la AFA, sin ponerme nervioso. Y saltaron los mismos que en su momento me fueron a buscar para boicotearlo. Yo les dije que tolero perder 40 a 1 con los integrantes del Comité Ejecutivo. Pero no me voy a agachar. El hincha sabe que soy así y me votó por eso. No voy a cambiar", agregó. Passarella recordó que el River consiguió este año 57 puntos y terminó sexto en el torneo, pero que pagó las consecuencias de haber tenido malos resultados acumulados desde el 2009. "La gestión anterior (de José María Aguilar) lleva el más grande grado de responsabilidad de esta situación. Es una herencia pesada, porque cuando arrancamos estábamos en descenso directo, con un plantel desmantelado. No había ropa, porque saquearon la utilería. Agarramos un plantel desmantelado, con jugadores que no tenían la más mínima posibilidad, salvo uno o dos, de irse a Europa. Y la semana que viene vendemos a uno. Las encuestas dicen que Aguilar tiene el 73% de la culpa, creo que se quedaron cortos. Tiene el 85%; un 10% es mío y el 5% restante, varios", dijo Passarella a radio ESPN Rivadavia. Aguilar es un protegido de Grondona, quien le dio un cargo en la FIFA. La institución tiene un pasivo de unos 50 millones de euros y debe salarios a sus jugadores y empleados por unos cinco millones de la misma moneda. Passarella negó no obstante que vaya a pedir la convocatoria de acreedores del cub. "Es una gran tristeza jugar en la B, pero en el aspecto económico nos va a venir mejor. Nosotros tenemos jugadores cuyos contratos cuestan una fortuna. Y ahora los gastos van a ser mucho menores. Hay muchos que seguro van a querer venir a jugar a River en el ascenso antes que en un equipo chico de Primera", aseguró el exdefensor campeón en 1975 y capitán del seleccionado argentino que ganó el Mundial de 1978. Para Passarella, los incidentes del domingo, que dejaron decenas de heridos y detenidos, además de importantes destrozos en las instalaciones del River y negocios de las calles aledañas, fueron instigados "en un 70%" por sus adversarios. "¿Es Passarella responsable de lo sucedido? ¡Seguro! Hace un año y medio que ejerce de manera absoluta el poder en River. ¿Es el único responsable? Un absurdo.¿Es el máximo responsable? Ni por asomo, aunque sea cuestionable su complicidad para sostener la condición impune de Aguilar: la auditoría a medio camino y sin publicidad da prueba suficiente de ello", señaló el diario Página 12. "Acaso también por esa razón fue que Passarella se enfrentó con Julio Grondona. ¿Intuía ya que, mientras la AFA mantuviera la protección oficial a Aguilar, el incendio solo iba a abrasarlo a él?", añadió.