Último envite futbolistístico del 2011 en Castalia, un año que va a pasar a los anales del club como uno de los más nefastos de toda su historia. Sin embargo, la buena noticia es que la reconstrucción de la entidad está en marcha y la afición ya está plenamente inmersa en el sueño del ascenso a 2ª B, Un triunfo contra el Levante B, un rival directo en la pugna por escalar a la categoría de Bronce, podría permitir, incluso, a los albinegros pasar las Navidades en posición de play-off. Sería el mejor indicio para confiar en que 2012 sea mucho más fructífero en lo deportivo y en lo institucional.

Recuperada la sonrisa tras la victoria a domicilio contra el Borriol, Cabello y sus hombres esperan compensar a la grada de Castalia por las malas sensaciones dejadas en el último duelo en casa, ante el Requena. Para ello, el míster dará continuidad a los artífices del triunfo en el Palmar. Aun así, puede introducir cambios. Con la portería y la defensa de (casi) siempre, el técnico podría recuperar el doble pivote más frecuente, integrado por Miguel Ángel y Aarón, sacrificando a Álex Felip, titular en Borriol. El beneficiado podría ser Raúl Rodríguez, recuperado ya para la causa, con lo que Joel y Juste pugnarían por la media punta... Todo indica que, Umarov, igual que ante el Requena, tendrá que esperar su oportunidad desde el banquillo.

Cabello no puede contar ni con el delantero Marc Cosme ni con Roberto, ya que ambos no se han recuperado de sus molestias. Tampoco han sido citados el recién llegado Nathan, ni Mareñá ni Julián. Por supuesto, tampoco Stefan Rodríguez.

La meta albinegra es doblegar al Levante B y acabar la primera vuelta con 40 puntos, un balance más que aceptable si se tienen en cuenta las graves penurias con que arrancó este grupo el presente campeonato. H