Eduard Castro fue hace cinco años el portero menos goleado de todas las categorías nacionales, con 19 goles encajados en 40 partidos. En el play-off no recibió ni un solo tanto y su Conquense subió de categoría. Con el Castellón no podrá repetir estos estratosféricos números, pues ha recibido 16 en la primera vuelta. Sin embargo, sí quiere volver a vivir un ascenso y está convencido de que se puede lograr: “Es una obligación para nosotros y lo tenemos asumido. Hay que recuperar la categoría porque este club no merece jugar en Tercera”.

Sobre la situación con la que el equipo albinegro afronta el parón navideño, el meta afirma que “no es mala, estamos a tres puntos del play-off, que no es nada”. Castro considera, pese a ello, que las críticas que está recibiendo el Castellón son lógicas: “El nivel de exigencia que tenemos es muy alto, pero es lo normal por el club, sabíamos donde veníamos”.

capítulo a mejorar // El conjunto albinegro no ha ganado a ninguno de los cuatro equipos que ocupan la cabeza de la tabla en el Grupo VI de Tercera. El nivel de estos equipos será presumiblemente similar al de los rivales en el play-off -en caso de que se clasifiquen-, pero Castro cree que “no hay que estar preocupado por ello. Hay que analizarlo, pero no darle muchas vueltas porque nadie nos ha pasado por encima”.

El portero francés asegura que el equipo “irá a más” y ve positivo el parón navideño “para mejorar la forma física. Nos ha faltado hacer pretemporada y este descanso servirá para que vayamos a más”.

Otro de los apartados que Eduard Castro ve importante mejorar es el del terreno de juego de Castalia. El portero considera que “está un poco pesado” y espera que el club tome cartas en el asunto: “Ha estado muy machacado y debe mejorar porque nos está afectando un poco”.

fichajes imprescindibles // El futbolista del Castellón asegura que las llegadas de Blyndu y Nathan Koo-Boothe es muy positiva para el rendimiento del equipo: “Simplemente por número, nos hacían falta”. Y así define Eduard a los dos refuerzos para la defensa: “Blyndu es un central muy completo, tiene buenos conocimientos tácticos y demostró su nivel en el partido del Borriol. A Nathan no le conocemos tanto, solo lleva una semana trabajando con nosotros, pero tiene buena planta y va bien por arriba”.

El guardameta francés, que ya está disfrutando de unas merecidas vacaciones en Irún -Guipúzcoa- con su familia, está satisfecho a la hora de hacer balance personal: “Siento que tengo la confianza de todos, de mis compañeros, técnico y directiva”.

Por último, el portero, que ascendió con el Real Unión a Segunda A, no considera que su llegada al Castellón haya sido un paso atrás en su carrera: “Es un buen proyecto en un club importante y cuando decidí venir aquí lo hice con todas las consecuencias. Lo que quiero ahora es ir creciendo con el Castellón, subir primero a Segunda B y poco a poco ir mejorando de la mano del club”. H