Pase lo que pase el próximo lunes en un partido ya trascendental en la lucha por la salvación, ante el Sporting de Gijón, el Villarreal, con la derrota de ayer en Madrid, firmará la peor primera vuelta en Primera División de su historia. Para evitarlo, al equipo de José Francisco Molina no le quedaba otra que sumar seis puntos en los dos últimos encuentros antes de llegar al ecuador, algo que se ha truncado con el mal resultado frente al Atlético.

Los amarillos tan solo podrán llegar a los 19 puntos en la actual primera vuelta. Hasta el momento, el peor registro era de 22 puntos, fijado en dos ocasiones, en las temporadas 2001/2002 y en la posterior. En ambos casos, el Submarino tuvo que esperar a las últimas jornadas de la competición para certificar su permanencia.

LÍNEA DESCENDENTE // Evidentemente, salvar la categoría ya es el único objetivo que tiene el Villarreal, con una línea que en ningún momento le ha permitido vislumbrar la posibilidad de pelear por una plaza europea, una opción que en estos momentos está a 10 puntos de distancia. El equipo llegó a estar a cuatro puntos de la Europa League (6ª plaza) al final de la 12ª jornada. Fue la única señal de recuperación, porque a partir de ese momento el hueco con puestos europeos se fue agrandando paulatinamente.

Mucho más cerca ha estado siempre esta temporada la temida línea del descenso. El Villarreal nunca ha podido marcar más de cuatro puntos de distancia con el abismo, en la citada 12ª jornada. Ahora la salvación está a tres puntos de los de Molina. Granada y Mallorca, con 19, son los próximos objetivos a alcanzar, a poder ser el próximo lunes. Villarreal y Sporting --ambos en zona de descenso-- juegan un partido de directísimos rivales, mientras que Granada y Mallorca viajan a Cornellà y Vallecas, respectivamente. Cada cita es ya una finalísima para el Submarino. H