Pepe no fue de la partida. Tal como estaba previsto, el defensa portugués ni siquiera estuvo en el banquillo y finalmente vio el encuentro desde la grada. Cuatro días después de pisar la mano de Messi, Pepe no estaba para saltar al Bernabéu. Pese a que ‘Mou’ le incluyó inicialmente en la citación, no quiso exponerle a un juicio por parte de los aficionados y ni siquiera le incluyó como suplente. El próximo encuentro del Madrid también será en el Bernabéu, frente al Zaragoza. Habrá que ver si para entonces, el técnico vuelve a contar con el defensa.