Nunca, en su carrera como entrenador, Pedro Fernández Cuesta lo habrá tenido tan fácil, muy a su pesar, para hacer un once como en esta ocasión. Una plantilla de bolsillo, debido a que hasta siete jugadores abandonaron el vestuario por culpa de los impagos, más las lesiones y las sanciones que han dejado al madrileño con solo 11 futbolistas del primer equipo, profesionales ante todo, para visitar mañana al Altea (17.00 horas), en un encuentro sin excesiva trascendencia en lo deportivo, pero que desnuda las miserias de este Castellón.

Quince futbolistas se quedaron tras la marcha de Umarov y Blyndu. Por aquel entonces, Marc Cosme ya se recuperaba de la rotura del escafoides de su mano derecho: está a punto de volver, pero no aún para Garganes. Marc Trilles y Guille Vázquez fueron los damnificados de que el Castellón rompiera el sábado su gafe magdalenero: están sancionados (por acumulación y expulsión, respectivamente). Además, Cuesta da por perdido a Álex Felip para mañana: el canterano se retiró hacia el final de la sesión de ayer por un fuerte dolor muscular en la ingle. Resten y les saldrán 11.

ASUNTO BUROCRÁTICO // Además, Pelu, afincado en el primer equipo en las últimas semanas, después de debutar en el Pepico Amat, no viajará mañana a Altea. El almenarense fue expulsado (vio dos amarillas) hace ocho días con el filial. Desde entonces, el club ha tratado de conseguir un escrito de la federación valenciana que confirme que el central podía jugar esta semana porque así le ampara la legislación. La territorial se ha lavado las manos esta vez, a diferencia de lo que sucedió en la anterior salida, cuando sí tuvo un documento oficial que reconocía que Joel había cumplido su sanción pese a que el equipo no había jugado ante el Llosa por la huelga (con todo, el Eldense reclamó al Comité de Competición y hasta el de Apelación), por lo que el Castellón no ha querido correr riesgos.

Así, pese a que Pelu se ejercitó también ayer en Castalia, no seguirá los pasos de David (portero), Giuliano (lateral izquierdo), Óscar López (mediocentro) y Guillermo (delantero), sus compañeros en el filial que completarán la convocatoria. En su lugar, sin haber tenido aún la oportunidad de ejercitarse bajo sus órdenes, Cuesta llamo a otro central del B, Ximo Ballesteros (sobrino de Pedro Alcañiz). Con estos cinco, el madrileño ya tiene a 16.

EQUIPO OFENSIVO // Premio al esfuerzo y dedicación, el entrenador pondrá en liza una alineación con los 11 del primer equipo que le quedan, lo que obligará a un ajuste de piezas. Santos será quien sufra mayor metamorfosis, pasando del lateral derecho al eje de la zaga. Joel ayudará a Aarón en las tareas de creación, en tanto que Hugo García y Stefan volverán a cohabitar arriba. Por necesidades del guión, un equipo tremendamente ofensivo.

Agárrense que vienen curvas: tres partidos en ocho días, con 51 horas de distancia entre el de mañana y el martes (frente al La Nucía, en Castalia). Para entonces, volverán los dos expulsados, pero Juste y Aarón, a un paso de la suspensión, podrían caer. H