Las ayudas al descenso que da la Liga provocarán que 3,5 millones de euros se ingresen en las arcas del Villarreal. Esta cifra se reparte entre los tres kilos destinados a los equipos que bajan de Primera a Segunda A, mientras que medio millón es lo que corresponde por el forzado descenso del filial amarillo a 2ª B.

Esta subvención no se entrega directamente al club, sino que será destinada por la Liga a pagar a los acreedores que justifique el Villarreal y se pueden incluir deudas con la Liga, con la Federación Española, con otros clubs de fútbol y con otros acreedores. Esta ayuda, eso sí, debería devolverse en caso de que la entidad recupere la categoría, aunque se podría retornar en cómodos plazos y con muchas facilidades.

NUEVO CONTRATO DE TV // El Villarreal recibía en Primera unos 30 millones de euros al año en concepto de derechos de televisión. Con el descenso, expira el contrato que tenía firmado con Mediapro y ahora deberá volver a negociar uno nuevo, que puede rondar los tres millones. Eso sí, en caso de que el Submarino vuelva al año siguiente a la máxima categoría, recuperaría el contrato actual, pues tiene vigor hasta 2014.

La entidad amarilla tampoco tenía un seguro por el descenso, ya que esta cláusula no es muy común entre los clubs punteros como ha sido el Villarreal durante las últimas temporadas.

La situación del Deportivo la pasada temporada fue más beneficiosa en estos conceptos, pues el club gallego pertenece al G-30, que forman la mayoría de clubs a la hora de defender el reparto de los derechos de TV, y por ello recibió siete millones de euros la primera temporada, que se ampliarían a cinco más en caso de que en la Liga actual no consiguiera volver a Primera. Esta cantidad fue repartida por los dos grandes -Barça y Madrid-, para que no aparecieran disidentes en el G-30. H