El belga Nicolas Colsaerts consiguió el título del Mundial Match Play, después de superar por un hoyo en la final al norirlandés Graeme Mcdowell (verdugo en cuartos de final de Sergio García), mientras que el español Rafael Cabrera-Bello no pudo superar las semifinales, disputadas también en Finca Cortesín (Málaga) frente al, a la postre, subcampeón de la competición. redacción