Casuco llegó como director deportivo al proyecto de Jesús Jiménez. Ayer admitía sentirse “dolido, decepcionado y desilusionado” por la espantada del máximo accionista: “Hasta hace 15 días iba todo bien, pero de repente se torció”. El exentrenador albinegro recordó, pese a la situación, que “el club está por encima de todo, de cualquier persona”. Anunció también que “dejar que desaparezca es lo fácil, pero no se puede tirar a la basura el esfuerzo de tanta gente durante 90 años”. El lorquino añadió también que los jugadores firmados para la próxima temporada “quedarán libres”. H