Aarón Torlá, capitán del Castellón, volvió a ejercer de portavoz de la plantilla para hablar del enésimo momento desagradable de la temporada. El futbolista de Vilafamés no salía de su asombro ante el nuevo escenario dibujado.

“No sé lo que decir, estoy totalmente desorientado”, iniciaba sus manifestaciones. “Si lo de aquel viernes fue desconcertante --en alusión al anuncio, por parte de Jesús Jiménez, de que el club iba a acogerse a la ley concursal y, de paso, les comunicó que no les pagaba--, esto ya no sé cómo calificarlo”, añadía el jugador.

“Mi pregunta es: ¿qué demonios ha venido a hacer toda esta gente en el Castellón, cuáles eran sus verdaderas intenciones...?”, dejaba caer Aarón.

Cuestionado sobre qué puede pasar ahora, el capitán tampoco dispone de una respuesta clara: “Como no entiendo nada, no sé lo que puede pasar ahora”. “Puedes imaginarte que pueden pasar 10 cosas pero seguro que ocurre otra que nunca la hubieses pensado”, resumió Aarón. H