Ni objetos ni pancartas "ofensivas" ni "injuriosas" contra la Corona y sus instituciones. Fuentes de la Policía Nacional han asegurado este jueves que los agentes aplicarán el "sentido común" durante los registros y cacheos en los accesos del Vicente Calderón donde, mañana, el Barcelona y el Atlhetic de Bilbao disputarán la final de la Copa del Rey. Las banderas esteladas no se requisarán, como señaló hace dos días el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz. Sin embargo, no se "dejará entrar al estadio" pancartas consideradas "ofensivas" como, por ejemplo, las que recen "Catalunya o Euskadi no son España", según explicó una fuente del ministerio.

Algunos medios digitales han ido más allá al asegurar este jueves que la Policía no dejaría pasar pancartas con caricaturas del Rey, de Iñaki Urdangarin o, incluso, de elefantes. "Se registrarán las bolsas y mochilas de todos los aficionados, y también se les cacheará, para comprobar que no esconden ninguna bandera o pancarta que ataque a los símbolos constitucionales", han asegurado las fuentes policiales.

Desde hace semanas, y ante la polémica surgida en torno al viaje del Rey a Botsuana, algunos aficionados han calentado las redes sociales para animar a los que acudan al partido del Calderón a entonar la canción infantil Un elefante se balanceaba cuando suene el himno de España. Las declaraciones de Esperanza Aguirre pidiendo que se suspenda el partido si hay pitadas al Príncipe y al himno no han hecho más que echar aún más leña en internet y entre los aficionados.