Una cuestión de orgullo y profesionalidad. El Villarreal B visita esta tarde el estadio Cartagonova (20.00 horas) para medirse con el Cartagena en un partido sin nada en juego por lo que respecta a la clasificación porque ambos equipos están ya descendidos. Pese a ello, el filial amarillo intentará retomar la senda del triunfo para acabar la Liga lo más arriba posible y darse así una alegría antes de recibir la semana próxima al líder, el Deportivo de la Coruña.

Así pues, lo único que hay en juego es el orgullo de los jugadores y el prestigio de ambos clubes. Para este duelo, Julio Velázquez tiene tres bajas, cada una por un motivo diferente. Así, el portero Diego Mariño se encuentra concentrado con la Selección Española Sub-21, el lateral izquierdo Toño está sancionado por cumplir ciclo de amonestaciones y el central zurdo Pablo Íñiguez sufre una sobrecarga en el psoas. Por contra, el preparador amarillo recupera Jaume Costa y Pedro Vázquez. H