La selección española sub-21 sumó ante Estonia su sexta victoria consecutiva en la fase de grupos cara a la Eurocopa de Israel del 2013 (0-1). Un gol del malaguista Isco cuando expiraba la primera mitad sirvió para que la Rojita se impusiera a la colista del grupo y dejara casi sentenciado su pase al play-off. El portero del Villarreal Diego Mariño vio el choque en el banquillo. e. p.