Ronaldo acudió al rescate de Portugal. Lideró a su equipo, se peleó con los postes en dos ocasiones, pero terminó por cazar la presa. Su gol a 10 minutos del final en un buen remate de cabeza sirvió para meter en semifinales a los suyos, donde podría encontrarse con España si vence a Francia. El triunfo le vale para superar el techo de los cuartos de final en la Eurocopa del 2008. Todo eso ante un rival que apenas metió el miedo en el cuerpo de los portugueses. Supo defenderse, pero careció de instinto asesino.

Poco se pudo rescatar de una gris primera mitad de ambos equipos. El checo intentando despojarse de su papel de segundón y Portugal empeñada en volver a mostrar todos los complejos de su primer choque en el campeonato ante Alemania. Por el césped apenas se veía a Ronaldo, que solo lució en los primeros 45 minutos en un excelente control que cerró con un disparo con la derecha y que se estrelló en el palo (m. 45). El jugador madridista intentó rescatar de la vulgaridad a Portugal, pero no tuvo la efectividad que ante Holanda, frente a la que marcó dos tantos y fue elegido jugador del partido.

UN EQUIPO NERVIOSO // Portugal metió una marcha más en el inicio de la segunda mitad. Meireles se puso al servicio de Ronaldo como asistente y el madridista tomó de manera oficial el mando de las operaciones de Portugal. Volvió a encontrarse con el poste en un lanzamiento de falta desde fuera del área (m. 50), una acción que terminó por desesperar al madridista. Luego entró en acción Nani con un disparo que detuvo Cech y un centro que Almeida cabeceó al fondo de la portería checa, aunque el gol fue anulado por fuera de juego.

Lo siguió intentando Portugal. Cech sacó una mano prodigiosa a un disparo de Moutinho (m. 64) en pleno acoso portugués. Nada pudo hacer el meta del Chelsea para detener un certero cabezazo de Ronaldo, que se adelantó a Gebre Selassie tras un centro de Moutinho desde la derecha (m. 80). El tanto terminó con la resistencia del equipo checo. H