El Castell de Peñíscola FS ya comienza a planificar la próxima temporada 2012/13 donde la entidad de la Ciudad en el Mar volverá a militar en Segunda División B. Es por ello que, como primera piedra para su nuevo proyecto, ha contratado a un nuevo entrenador para llevar las riendas del conjunto del Baix Maestrat: Francisco Javier Timón Saura.

El preparador valenciano se convertirá, a partir del próximo 1 de julio, en el nuevo entrenador del Castell de Peñiscola FS en lo que se espera que sea otra buena temporada. Timón (7-11-1971, Sagunto), como se le conoce popularmente en el panorama del fútbol sala, es un entrenador joven, serio, responsable, metódico y con una gran proyección; cualidades que han visto la junta directiva para contratar sus servicios para la próxima temporada.

SU TRAYECTORIA // Como jugador, Francisco Javier Timón empezó su carrera deportiva en 1997 en la filas del CD Ibérico, donde militó hasta la temporada 2003, jugando en la antigua 1ª Nacional A. A su vez, también pasó por equipos como Moncada FS y CAFS Segorbe hasta la temporada 2006.

Su andadura como entrenador se inició en la temporada 2007, como técnico en categorías base del CAFS Segorbe. Tras ello, su primera experiencia en un sénior fue en el equipo femenino del UPV Maristas, en la categoría de División de Plata en la temporada 2009. En las dos últimas campañas ha entrenado al Sucro FS Cullera, en 3ª División, logrando la presente temporada un merecido subcampeonato liguero.

El próximo sábado 30 de junio, el nuevo técnico del conjunto peñiscolano será presentado en la Ciudad en el Mar, donde ya iniciará la planificación deportiva para la próxima temporada.

ILUSIONADO // El técnico saguntino se mostró “ilusionado ante este nuevo reto”. “El Peñíscola es un club serio y muy competitivo y que, a su vez, cada temporada presenta un proyecto ambicioso. Sin lugar a dudas, es un lugar idóneo para trabajar”, explica.

Timón llega avalado por Jesús Figuerola, hasta la fecha entrenador del Castell de Peñíscola y desde este verano nuevo director deportivo. “Tengo muy claro que Peñíscola es una plaza idónea para poder entrenar”, finaliza un ilusionado entrenador. H