Cuando terminó el Gran Premio de Europa sentí que había vivido una de las mejores carreras de la historia de la Fórmula 1, porque fue espectacular en todos los sentidos. Tuve la suerte de seguirla muy de cerca y ver cómo vibraban los aficionados que se dieron cita al Gran Premio de Europa en el Valencia Street Circuit.

Fernando Alonso estuvo genial y creo que realizó la mejor carrera de su vida en el Mundial. Ganar tras salir undécimo y además realizando casi todos los adelantamientos en pista no está al alcance de todos, pero se pudo ver que va a por todas y que con la mejoría del coche es un claro aspirante al título. Además, tras esta carrera acumula un buen colchón de puntos.

Hubo mucha emoción y se demostró que en Valencia sí se puede adelantar. Yo siempre he defendido que superar a pilotos en la pista es posible, ya que lo he logrado siempre que he rodado. Lo extraño era que hasta ahora no se habían visto muchos adelantamientos, pero se ha roto con esta dinámica y creo que aquellos que consideraban Valencia como una prueba aburrida habrán cambiado de opinión. Ojalá podamos ver muchas carreras así, pues significaría la continuidad de Valencia. H