El calendario sirve en bandeja al Castellón la posibilidad de, por fin, encadenar dos triunfos. Como los albinegros todavía no se han estrenado a domicilio, tienen, en cuestión de ocho días, la opción de coger carrerilla de verdad utilizando Castalia como trampolín, más allá de la media inglesa que han abrazado últimamente, para situarse en zona de play-off o inmediatamente tras ella. Ese primer impulso debe llegar esta tarde con la victoria frente al Muro (17.30 horas), en un duelo que mide al equipo más goleador del grupo (18 tantos) con el segundo menos goleado (9).

La reacción albinegra, al menos en casa, no admite discusión. Cuatro triunfos consecutivos ante otros tantos adversarios que estaban delante de los albinegros en la clasificación, algunos metidos entre los cuatro primeros y, en el caso del Novelda, incluso líder. Póquer de victorias no solo sin recibir un solo gol, sino sin que los visitantes hicieran casi cosquillas a Salva. El portero afincado en Alqueries vio rota de penalti su imbatibilidad más reciente (408 minutos), pero todavía defiende los 401, camino de las siete horas, que nadie le amarga la tarde en el marco de la avenida Benicàssim.

LA SECUENCIA // En este sentido, la visita del Muro no es sino otro rival con pedigrí. Los alicantinos, la revelación de la pasada temporada (disputó la promoción de ascenso a la categoría de bronce en la primera temporada de su historia en Tercera), conservan buena parte del núcleo duro del pasado ejercicio -entre ellos, a Álex Pascual- y, encima, han firmado a jugadores de superior categoría (el exalbinegro Juan Navarro, Víctor Fuentes o Rubén Garrote).

Esta semana, un más que enérgico Fernández Cuesta ha enfatizado la trascendencia de este partido. Su mensaje, poco más o menos, es que de la respuesta de los suyos ante otro test de envergadura, dará pistas sobre las opciones reales de los albinegros tras un primer tercio de campeonato que ha aclarado, en líneas generales, muy pocas cosas.

SiN ÁLEX FELIP // Sin el sancionado Álex Felip, pieza básica en la sala de máquinas, Cuesta deberá decantarse sobre qué solución adopta. Por lo que ha dicho y ensayado, su plan A pasa por desplazar a Mareñá del interior zurdo al doble pivote y, gracias a que Rafa Gimeno vuelve, adelantar a Jesús López. Retoques los mínimos, piensa, pues cree que, pese al 2-2 con el Villarreal C, el equipo viene de firmar su actuación más redonda (al menos a domicilio).

Con Dani Galán aún en la enfermería, de la que Juste y Guille Herrero ya están saliendo, llama la atención, en la convocatoria, la continuidad de Héctor Pino (otra alternativa para suplir a Álex Felip), el regreso de Ximo después de restablecerse de su esguince de rodilla en apenas cinco semanas (al principio, se pensaba que podría tardar meses) y la presencia de Ronan, tras su poco satisfactorio préstamo en el Borriol.

Con los conceptos defensivos bien aprendidos, hace falta ahora más recursos en ataque, ya que Charly está resolviendo muchos encuentros, pero hasta Messi, Ronaldo o Falcao tienen malos días. En este sentido, los delanteros (Julián y Pozo continuarán entre los elegidos; Marc Cosme aguardará en el banquillo) tienen ante sí otra reválida. Otra más. H