El Villarreal está muy cerca de conseguir uno de sus grandes objetivos de la temporada. Si el reto número uno de la temporada es asegurar una permanencia para la que los de Marcelino, con 10 puntos en cuatro jornadas, han conseguido ya cumplir la cuarta parte, en el apartado social Fernando Roig se marcó los 20.000 socios es esta campaña del retorno a Primera. El club ya está en el límite de esa mágica cifra. A finales de la pasada semana, el listado oficial de abonados 2013/14 sobrepasaba los 19.400 socios, una cantidad que poco antes el choque ante el Madrid del pasado sábado creció en algunas decenas más y que tras la excelente imagen del Submarino ante uno de los dos grandes del fútbol español promete dispararse ya definitivamente hasta los 20.000 deseados.

La entidad ha conseguido establecerse ya en casi todas las comunidades de España. Asturias, Cantabria y La Rioja son las raras excepciones. Todas las demás zonas geográficas tienen representación en el listado de abonados del club. Después de la Comunitat Valenciana, Catalunya y Aragón son las zonas con un mayor arraigo, cerca del centenar de socios amarillos en estos momentos. Por provincias, llama poderosamente la atención los más de 350 abonados que el Villarreal posee en Valencia, la segunda con mayor representación después de Castellón, donde el Submarino tiene repartidos sus carnets por 90 localidades (18.864 de los socios de esta temporada).

23% DE VILA-REALENSES // Vila-real mantiene el altísimo porcentaje de abonados para una ciudad de 50.000 habitantes. Prácticamente un cuarto de sus vecinos han pasado por las oficinas del Villarreal para formalizar su pase. Es el 23% del censo, 11.720 personas. El alcance de esta cifra cobra mayor trascendencia si la comparamos con alguna de las grandes urbes que acogen a equipos de Primera. Por ejemplo, si el Madrid consiguiera un baremo de población incondicional como el que posee la entidad que preside Fernando Roig, los merengues se tendrían que disparar hasta los 760.000 socios (tiene 98.000).

Tras Vila-real, la capital aparece como el segundo bastión del Submarino en la provincia. Esta temporada 2013/2014, 2.650 socios censados en Castellón de la Plana se han unido al proyecto del Villarreal, que supera los 500 abonados en otras tres localidades, Burriana, Almassora y Onda. La Vall, Nules, l’Alcora, Benicàssim, Vall d’Alba, Betxí y Alqueries, por su parte, superan el centenar. H