José Manuel Llaneza sabe lo que ha costado devolver al Villarreal a lo más alto y tiene claro que conservar lo que se ha conseguido debe ser lo primero. El equipo es cuarto después del primer tercio de competición, pero el directivo no piensa en nada más que en asegurar cuanto antes la permanencia: “El objetivo no son 42 puntos, son 43”. Preguntado por cuándo se podrá cambiar el discurso, responde: “No tengo previsto una fecha, quiero conseguirlo y después ya hablaremos”.

Llaneza apuesta por mantener los pies en el suelo, aunque la humildad no está reñida con la ambición: “Ahora el techo del Villarreal está en seguir en el cuarto puesto y luchar cada partido como hasta ahora”. Y es que Marcelino “se ha ganado a pulso la renovación. El juego es espectacular y los resultados están ahí”.

EN LA CRESTA DE LA OLA // Después de dos años muy difíciles en los que su Villarreal perdió la categoría y luchó hasta el último partido por recuperarla, el consejero se queda con lo positivo de la experiencia y destaca que el club “vuelve a ser el ejemplo de antes, vuelve a ser el equipo a batir”.

José Manuel Llaneza subraya además que está “orgulloso” del mejor fichaje de la recta final de la pasada campaña, que sigue rindiendo a un gran nivel en Primera: “Hemos recuperado a muchísimo público y para nosotros es un orgullo que la gente esté tan volcada. La afición fue un revulsivo absoluto los últimos diez partidos de la temporada anterior y nos sentimos muy respaldados”.

LA PRÓXIMA INVASIÓN // La parroquia amarilla volverá a coger el autobús la próxima semana para desplazarse al campo del Levante. El directivo reconoce que “desde el club se volverá a hacer un esfuerzo para que puedan ir todos”, pues la entidad ha ayudado en que los precios sean populares. Recordar que por 17 euros los aficionados podrán recoger un pack con el viaje en bus y entrada.

Llaneza ha sido uno de los que más ha trabajado para que el club gane adeptos tanto dentro como fuera de la provincia y no oculta su satisfacción por la buena salud que goza la grada del Madrigal.

Uno de los próximos retos que se le presentan al Villarreal ahora está en la Copa del Rey, donde el primer rival es el Elche. El directivo no oculta que esta competición le hace especial ilusión, pero va paso a paso: “Primero tenemos que jugar contra el Levante y después contra el Málaga...”. Sobre la Copa reconoce que es “un torneo hasta ahora maldito” para el equipo amarillo y sin hacer mucho esfuerzo recuerda: “Excepto una vez que nos eliminó el Barcelona en cuartos con un gol en fuera de juego, el resto de años nuestra participación no ha sido muy afortunada. Recuerdo hasta un penalti por unas manos sin sentido de Forlán en Girona, han pasado cosas muy raras”. Sobre los dieciseisavos de final, avisa: “El Elche no nos lo pondrá fácil”.

Otro de los temas que ha estado en boca de los aficionados esta semana ha sido el partido homenaje a Marcos Senna, el eterno capitán del Villarreal y uno de los futbolistas a los que Llaneza tiene más estima: “Fue muy emocionante. Quizá sea la primera leyenda del club porque llega con el impulso definitivo en 2002 y desde entonces estuvo en todas, en las buenas y en las malas”.

Sobre el citado amistoso, no escondió que si tuviera que volver a repescar a alguien, sería Robert Pirès: “El partido fue muy bonito, muy emocionante, pero Robert demostró que está para ficharle”.

ADIÓS DE ABAD Y SARABIA // Por último, sobre las destituciones de Adolfo Abad, director de la cantera, y Eder Sarabia, entrenador del Villarreal C -que dejó al equipo colista en Tercera-, José Manuel Llaneza reconoció que el golpe de timón en el fútbol base era necesario: “Había que dar un cambio porque nosotros pretendemos tener equipos campeones y no queremos descender. Las cosas se estaban poniendo muy mal como para dejarlo pasar”. H