Una oportunidad de oro, pero peligrosa a la vez. El Villarreal B visita este mediodía al colista de la categoría, el Prat, con el objetivo de retomar la senda de la victoria tras acumular dos derrotas consecutivas que le han alejado de la zona de promoción de ascenso a Segunda División A.

Así, el filial amarillo buscará un triunfo que le permita reengancharse a la pelea por los puestos de privilegio ante un adversario que, pese a haber ganado tan solo dos partidos esta temporada, está demostrando que ha mejorado su rendimiento. De hecho, sus dos últimos compromisos en casa los ha solventado con victoria, ante el Reus y el Levante B.

El técnico del Villarreal B, Lluís Planagumà, volverá a contar con numerosas bajas para afrontar el duelo en el Municipal Sagnier. Una tónica que se ha convertido en habitual para el entrenador catalán, que de nuevo tendrá que hacer encaje de bolillos para confeccionar un once de garantías.

Cuatro de las ausencias con las que cuenta el filial del Submarino para este partido son por lesión. Es el caso del guardameta Richi, el defensa Javi Ramírez, el mediocentro Pepe Palau y el mediapunta Pablo González.

LAS INCÓGNITAS // Otras dos bajas destacadas podrían ser las de Aitor y Nahuel, que fueron convocados por el primer equipo para el choque ante el Celta en El Madrigal y su participación ante el Prat es una incógnita. Con quien seguro no podrá contar Planagumà, será con el centrocampista mexicano Jonathan Espericueta, ya que aún no ha subsanado los problemas de documentación que le han impedido debutar tras su cesión en el mercado de invierno procedente del Tigres.

Por contra, el técnico del primer filial del Submarino sí recupera a Edu Ramos, que jugó la pasada jornada con el primer equipo en el Bernabéu; y a José Ángel, que fue baja en el último duelo ante el Lleida, por sanción.

En cuanto al rival, cabe destacar que el Prat tan solo tiene dos bajas para este encuentro, ya que Borrell está lesionado y Fernando tendrá que cumplir un partido de sanción, tras ser expulsado en el último encuentro. Así, el farolillo rojo examina al Villarreal B. H