Cinco partidos para el todo o la nada. Esto es lo que tiene ante sí el UBE L’Illa-Grau en la recta final de la Superliga masculina. El todo, la clasificación para disputar por primera vez en su historia el play-off por el título; la nada, quedarse fuera de los cuatro primeros. Por este motivo, los cinco compromisos se pueden considerar finales y cada choque se debe jugar como si fuera la última oportunidad para conseguir lo que al principio de temporada era una utopía, pero que ahora es una posibilidad real. “Había confianza en la plantilla, pero al comenzar la liga hubiésemos firmado estar donde estamos”, señala el entrenador, Carlos Cavalli.

Con la victoria ante el Club Vigo del pasado sábado, los graueros han recuperado la cuarta posición, que es la que tienen que mantener para estar en la lucha por el título. Este es el cometido, pero deberán defender una dura lucha con otros tres equipos: el Vecindario Gran Canaria, el Ushuaia Ibiza Voley y el Cajasol Juvasa. Con las dos primeras plazas para el CAI Teruel y el Unicaja Almería, los castellonenses y sus tres rivales pelearán por las otras dos. La igualdad es tal que entre el Vecindario (tercero) y el Cajasol Juvasa (sexto) solo hay tres puntos. Entre ellos y empatados se encuentran el UBE L’Illa-Grau y el Ushuaia Ibiza (28).

dos rivales directos // Es por ello que se esperan cinco jornadas intensas en este mes de marzo. “Hay que luchar por sumar puntos en todos los partidos y en el caso de perder que sea por la mínima para añadir al menos uno al casillero”, comenta Cavalli, que deberá preparar a conciencia todos los encuentros, pero hay dos que están marcados. Ambos se disputarán en el Pabellón Ciutat Esportiva ante el Vecindario Gran Canaria y en la última jornada contra el Cajasol Juvasa. “Ese día se puede decidir todo y si es así siempre es bueno hacerlo ante nuestro público”, añade el técnico de los graueros.

primera parada: soria // Gran parte de las opciones pasan por vencer este sábado en Soria, otrora favorito al título, pero que esta temporada todo apunta a que terminará séptimo. “Será un partido muy complicado y somos conscientes de que no son el mismo equipo de la primera vuelta, puesto que se han reforzado mucho”, indica Cavalli.

Ganar sería dar un paso muy importante, pues elevaría la moral del equipo. Y es que además de los dos compromisos en casa, los castellonenses deberán visitar al Emevé Élide y al líder indiscutible CAI Teruel. Un corto pero intenso camino que puede llevar al play-off y mejorar el quinto puesto de hace dos campañas. H