Dicen que el que la sigue la consigue y con el claro objetivo de subir el último peldaño hasta la División de Honor ha iniciado el camino el sénior femenino del BM Castellón. Asentado desde hace varias campañas en la segunda categoría del balonmano nacional y tras disputar las dos últimas fases de ascenso, el máximo deseo del club para esta temporada es situarse en la élite.

Para ello llevan trabajando desde mediados de agosto y el fruto del esfuerzo se vio plasmado sobre la pista del pabellón Fernando Úbeda el pasado sábado en el estreno liguero. Las chicas que dirige Vicent Sos estuvieron a un gran nivel durante todo el encuentro y dieron buena cuenta del Lleidetana, al que superaron por 20 goles de diferencia. Una goleada que sirvió para situarse en lo más alto de la tabla.

Pero en el club de la Plana son conscientes de que esto acaba de comenzar y prometen mantener el nivel. “Tenemos un bloque muy compacto y con muchas ganas de cosechar éxitos. Se dejan todo en cada acción y vamos a tratar de aprovechar nuestras virtudes para luchar por estar por tercer año en la fase de ascenso”, comenta Sos.

solo dos plazas // Una misión que no será nada sencilla de conseguir, ya que solo disputarán el play-off los dos primeros de cada uno de los cuatro grupos que tiene la categoría. Estos ocho equipos se dividirán en dos grupos de cuatro y, de nuevo, los dos primeros de cada uno afrontarán la segunda y definitiva fase de ascenso, logrando el objetivo los dos primeros clasificados.

En la última campaña, el BM Castellón alcanzó la primera fase tras terminar segundo. “Fuimos con muchas ganas y este año nos gustaría repetir y, cómo no, lograr el ascenso. Creo que ya nos toca”, indica el técnico, que cumple su segunda temporada al frente del sénior femenino.

plantilla extensa // Para estar en la pelea por uno de los dos primeros puestos, Sos contará con una plantilla extensa y de garantías, formada por 18 jugadoras. Y es que este verano no ha habido ninguna baja y han llegado cinco jugadoras nuevas. Cuatro de ellas refuerzan al equipo tras finalizar su periplo en el juvenil (María Lázaro, Mayra González, Andrea Salvado y Laura García), mientras que Ana Brenes regresa a casa tras su aventura en el Mislata.

Junto a estas ellas, un grupo de garantías, con jugadoras que llevan varios años juntas y casi todas canteranas --solo tres no son nacidas en la provincia--. “Seguimos teniendo un equipo joven, pero como es lógico ganamos en experiencia”, indica Sos. Ahora, la intención es plasmar esta veteranía para dar el salto a División de Honor. H