Jugar unas semifinales no es lo habitual para un equipo como el Villarreal. De hecho, contando la que arranca esta noche a las 20.00 horas en el Camp Nou, el conjunto amarillo ha disputado un total de cuatro en sus 92 años de historia. Es por eso que por mucho que el rival sea todo un FC Barcelona, con sus 26 Copas en su palmarés y sus más de 500 millones de euros de presupuesto, un último esfuerzo por llegar a la gran final merece la pena. Y a fe que los de Marcelino lo harán.

Durante los 180 minutos que quedan por delante, puede pasar cualquier cosa. El Barça siempre es favorito, pero el Villarreal -con una perfecta combinación de ambición, ilusión y humildad-, ya ha demostrado que es capaz de todo. Plantó cara hace un par de semanas a los de Luis Enrique en el mismo escenario -aquel 3-2 no sería un mal resultado...-, y ha ganado esta misma temporada en otro campo de los gigantes de la Liga como es el Calderón. Así que, como soñar es gratis, ¿por qué no pensar que los groguets tendrán que cancelar sus planes para el 31 de mayo por una buena causa como sería la de disputar un título frente Athletic o Espanyol?

El Submarino tiene sus armas y las piensa utilizar. Este arsenal pasa por “defender como leones”, como dijo Marcelino; tapar los espacios en la línea del pase del rival, que el centro del campo carbure con hombres de la talla de Bruno o Jonathan; y aprovechar la velocidad de futbolistas como Vietto, Cheryshev o Giovani.

En resumen, el Villarreal debe hacerlo todo bien y esperar que el Barça no tenga un buen día. “Usaré todos los cañones, pero ellos tienen más”, añadía el técnico. Las cartas están sobre la mesa.

EL ‘FACTOR MESSI’ // Sobre el papel es fácil trazar un plan y vislumbrar cómo se puede derrocar a uno de los mejores equipos del mundo, pero después, futbolistas como Neymar o Messi, con el pie malo meten un balón por la escuadra y decantan la balanza. Eso fue precisamente lo que ocurrió en el Camp Nou en la Liga.

Encima, El Barcelona llega a la cita más poderoso que nunca. Sus nueve victorias consecutivas lo corroboran, pero esta es la primera ocasión en la que el Villarreal accede a unas semifinales del torneo del KO y quiere mantener las espadas en todo lo alto por lo menos hasta el partido de vuelta en el Madrigal del 4 de marzo.

NO SE GUARDAN NADA // Para conseguirlo, Marcelino formará, como es lógico, con su once de gala. De hecho, jugadores como Víctor Ruiz, Mario, Jonathan, Gio, Cheryshev o Vietto no jugaron de inicio ante el Granada el pasado domingo para recargar fuerzas de cara a la cita de esta noche.

Enfrente, Luis Enrique volverá a formar con Mascherano e Iniesta, ambos ausentes en la última goleada de los azulgrana en San Mamés (2-5). El regreso de ambos supondría dejar fuera del equipo a Mathieu y a Xavi. Al margen de estos dos cambios y el de Ter Stegen por Bravo, como es habitual en los partidos no ligueros, no se esperan más. El Barça también sabe que no puede especular. H