El Peñíscola Bodegas Dunviro pretende dar un salto de calidad logrando su cuarta victoria consecutiva en el inexpugnable pabellón municipal de Peñíscola (18.00 horas) ante un rival directo en la lucha por disputar el play-off por el título, el Magna Navarra, séptimo clasificado, con 33 puntos, tan solo uno por encima de los de Carlos Sánchez.

Los navarros vienen de ganar en su cancha con claridad a otro de los candidatos, Burela Pescados Rubén, pero lejos del universitario de Pamplona pierden efectividad y solo han conseguido la tercera parte de sus puntos como visitantes: victorias en casa de Prone Lugo, Levante y Santiago, y empates contra Burela y Jaén.

Un partido marcado, a priori, por la igualdad en el que el Peñíscola tendrá a su favor el factor campo --tres partidos en el municipal peñiscolano, tres victorias--, pero Carlos Sánchez ha tenido una semana movida a la hora de entrenar, con Míchel casi descartado tras no haber podido ejercitarse con normalidad, Pol Pacheco entre algodones y el argentino Vaporaki convocado por su selección para el doble enfrentamiento contra España.

precedentes // Las estadísticas son favorables a los navarros, ya que el Peñíscola nunca les ha ganado, siendo el último y único precedente como local, el empate a dos de la pasada temporada. El club que entrena Imanol Arregui tan solo ha tenido una baja en este mercado de invierno, la del joven madrileño Samu Carrillo, que ha sido sustituido por el ex de Uruguay Tenerife, Murga, que llega cedido hasta final de la temporada por el Inter Movistar.

Una cita importante y de pronóstico incierto al que no va a faltar la fiel afición peñiscolana, que hasta ahora ha llenado el recinto en las tres ocasiones anteriores y que esta semana ha contado con el aliciente de la campaña #TotsJuntsPodem5000, con sorteo de regalos y entradas que se entregarán a los agraciados esta tarde. Se espera una gran fiesta que pueda cerrarse con una nueva victoria del Peñíscola. H