El catalán Marc Márquez (Honda), que inició la pretemporada hace casi un mes en los primeros entrenamientos de Sepang (Malasia) donde llegó a tener en su box hasta tres modelos de su RC213V, ha empezado ya a trabajar con la moto con la que iniciará, a finales del próximo mes de marzo, el Mundial de MotoGP en el Gran Premio de Catar que se disputará en la noche de Doha. Márquez, que este miércoles se ha despedido junto al resto de pilotos de la categoría ‘reina’ sumando más vueltas que nadie (ha llegado a dar hasta 73), regresará esta noche a Barcelona con el mejor tiempo de la jornada, parando el crono en 1.59.115 minutos, aunque lejos del espectacular 1.58.867 realizado el último día de la primera sesión de ensayos, la vuelta más rápida jamás dada a Sepang.

Márquez, que el pasado martes sufrió la primera caída sin consecuencias de la temporada, ha superado por mucho, 0.322 segundos, al mallorquín Jorge Lorenzo (Yamaha), que el martes se había quedado a solo 52 milésimas del campeonísimo de Cervera. La sorpresa de la jornada se ha producido detrás de Márquez y Lorenzo, ya que el tercero del día ha sido el británico Cal Crutchlow (Honda), a 0.543 segundos, y que empieza a saborear el cambio de Ducati a Honda. Tras él, el italiano Andrea Iannone que, de nuevo, volvió a ser la mejor Ducati quedando a 0.607 segundos de Márquez.

Valentino Rossi (Yamaha, a 0.718 segundos), el británico Bradley Smith (Yamaha, a 0.768) y el catalán Dani Pedrosa (Honda, 0.797) han sido los tres últimos pilotos que han completado la lista de siete que han sido capaces de bajar de los dos minutos en esta última sesión.