El Villarreal quiere quedarse a Denis Cheryshev en propiedad. Fernando Roig ha decidido hacer una apuesta económica importante para conseguir el traspaso del internacional ruso y convertirlo en uno de los futbolistas referentes del Submarino en los próximos años. El caso de Denis es un tanto especial, pues al margen de su incuestionable talento futbolístico, se trata de uno de los jugadores más apreciados por su enorme calidad humana y su personalidad que se adapta fielmente a los valores del club amarillo.

El fichaje del centrocampista Lucas Vázquez por el Real Madrid, un jugador del mismo perfil que Cheryshev, podría ser favorable para que la entidad merengue acepte una negociación por el extremo formado en sus categorías inferiores y que se ha ganado el cariño de la afición grogueta.

LA SITUACIÓN // En un principio, Rafa Benítez pretendía que trabajara en pretemporada a sus órdenes para luego decidir si era una más de la primera plantilla blanca. No obstante, Cheryshev es uno de los jugadores por los que el Real Madrid podía hacer caja para invertir en potenciar su plantel. De momento no ha cuajado ninguna de las posibilidades que barajaba el club que preside Florentino Pérez o no alcanzaron las cifras que se pretendían.

El Villarreal es consciente de que tendrá que pujar fuerte por un futbolista por el que se quiere hacer caja. El Real Madrid, como suele ser habitual en operaciones en las que traspasa a jugadores formados en su cantera, se reservaría una cláusula de recompra.

La idea originaria de Roig Negueroles era renovar el contrato de préstamo, pero el Villarreal ha querido postular con fuerza el interés por Cheryshev con una oferta de compra de los derechos del extremo ante el gran interés de su entrenador. Marcelino siempre ha manifestado públicamente que el internacional ruso es un hombre clave para la propuesta de juego de su Villarreal.

En este caso, el amor es mutuo. Cheryshev nunca ha ocultado que en el Villarreal se siente feliz y que el club amarillo siempre sería una de las opciones que analizaría con especial cariño. Roig Negueroles le ofrecería un contrato importante para convertirse en uno de los jugadores mejor pagados del plantel amarillo, con un compromiso que le ligaría por cinco años al Villarreal.

No obstante, las exigencias del Real Madrid son más altas y dificultan la operación, aunque la postura de Cheryshev será determinante. El Villarreal quiere que el ruso tenga un estatus de futbolista franquicia junto a Musacchio, Asenjo o Bruno. H