El Atlético Fátima tendrá esta temporada un filial que competirá en Segunda Regional. Tras el ascenso del primer equipo en el pasado ejercicio, esta campaña la entidad almazorense ha creado un nuevo equipo que tendrá la función de aportar futbolistas jóvenes de apoyo al hermano mayor de Primera Regional.

Desde la cúpula directiva del club, se tiene como objetivo del segundo equipo la lucha por el ascenso de categoría, tal como hiciera el primer conjunto la pasada temporada, además de forma brillante como campeón.

La escuadra estará dirigida por el entrenador Rubén Salamanca, un técnico que aspira a sacar el mayor rendimiento posible a los efectivos de los que dispone. Una plantilla que, en su mayor medida, está formada por futbolistas que, bien ya estaban en las filas del club, o bien recalan procedentes del Cafetería Pau.

El filial, al igual que el primer equipo, intentará proponer un fútbol asociativo, de toque y en el que recurrir al pelotazo sea una maniobra ocasional. Además, se espera la presencia de la afición para apoyar a un plantel muy joven y que, con toda la ilusión del mundo, se espera que sea el futuro de la propia entidad. H