El Torrevieja no fue superior al Castellón: simplemente, tuvo más suerte en los goles. El rival, con experiencia en muchos de sus futbolistas, supo frenar a los locales en una primera parte igualada y muy trabada. Además, se encontró con un gol en una jugada de estrategia. En la segunda, el Torrevieja dio un paso atrás y el Castellón dominó, hasta la desafortunada jugada del penalti. Si en la primera parte apenas hubo ocasiones, los albinegros sí disfrutaron de muchas después, suficientes como para haber sacado un resultado mejor. Creo que el portero que ha salido, tenía estudiado a Tariq, que había lanzado los penaltis anterior a la derecha del guardameta. Es cierto que el Castellón no ha sabido aprovechar los centros y los remates, sobre todo cuando ha jugado con dos puntas. Personalmente, hubiese sacrificado a un central, sobre todo porque el Torrevieja ya estaba con 10. Luego, a la contra, ha marcado el 0-2. El gol de Antonio ha servido de poco.

La conclusión es que esto, lo que tiene que hacer, es recapacitar al Castellón. Afortunadamente, el resto de resultados no fueron todo lo malos que podían haber sido. H