El Peñíscola RehabMedic tendrá que esperar una nueva jornada para inaugurar su casillero de victorias en esta temporada. Pese a ello, sigue invicto tras sumar el tercer empate en tres partidos, aunque esta vez el punto logrado es histórico, puesto que es la primera vez que el equipo castellonense puntúa en el feudo del todopoderoso Movistar Inter.

Empezó bien el Peñíscola, puesto que apenas habían transcurrido 30 segundos de partido cuando Dani Montes marcó el 0-1 en una jugada de estrategia desde el córner. A partir de ahí, Movistar Inter pasó a ser el claro dominador de la pelota mientras que los de Juanlu Alonso comenzaron a basar su juego en una férrea defensa, anulando muchas acciones en ataque locales e intentando sorprender a la contra.

Dani Montes, probando suerte desde lejos, y Tití, en un mano a mano tras una contra, no superaron a Jesús Herrero. Para Inter Daniel, Solano y Bebe tenían las mejores del primer tramo.

El Peñíscola se cargó de faltas y tuvo que bajar la intensidad defensiva, algo que pagó caro. Humberto, que entró en la convocatoria tras su lesión, hizo el 1-1 en el minuto 15 con un ajustado disparo al palo izquierdo de la meta de Molina. Unos segundos después, Juan Emilio cometió la sexta falta e Iván detuvo el doble penalti a Gadeia. Pero el brasileño no perdonó en la siguiente jugada y marcó en un remate al segundo palo. El de Inter repitió en el 18, su golpeo de balón desde la frontal tocó en Dani Montes y desvió la trayectoria del balón a la red.

La segunda parte también comenzó con un tempranero gol visitante con el que Órzaez acortó distancias. Inter siguió mandando con el balón y pudo sentenciar, sobre todo en el 34, cuando Solano remató al poste en dos ocasiones. Pero el Peñíscola no perdonó cuando Hugo Bernárdez aprovechó un rechace y empató a cinco minutos del final.