Las quejas tanto de la Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana (FFCV) como de la Confederación de Federaciones de la Comunitat Valenciana (Confedecom) parece que pueden dar sus frutos y el deporte amateur y de base podría reanudarse antes del 12 de abril. La Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública se ha comprometido este martes "a valorar la próxima semana las medidas actuales que regulan el deporte en la Comunitat Valenciana". Eso sí, todo ello a expensas de que "la situación epidemiológica continúe estabilizada en una incidencia acumulada por debajo de 50 casos por cada 100.000 habitantes (nivel de riesgo bajo)", como les ha asegurado a los asistentes a la reunión mantenida hoy la responsable del departamento de Sanitat, Ana Barceló, que ha confirmado que revisará las medidas en el sentido de relajar las restricciones.

Se trata de la principal conclusión obtenida después de la reunión mantenida esta mañana en la sede de la Conselleria de Sanitat entre representantes técnicos de Deportes, Sanidad y el presidente de la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana, Salvador Gomar, así como el presidente de la Confederación de Federaciones Deportivas de la Comunidad Valenciana, Salvador Fabregat.

LA FEDERACIÓN VALENCIANA HA PEDIDO LA CAUTELARÍSIMA Y LA CAUTELAR

Cabe destacar que esta cumbre ha llegado un día después de que la FFCV acudiera a los tribunales contra la resolución de la Generalitat Valenciana. Al respecto, el ente que rige los destinos del fútbol regional se considera agraviado con respecto a cualquier tipo de actividades de la sociedad en general, por lo que va a llevar dicha situación a los tribunales. El motivo no es otro que el hecho de que la Comunitat Valenciana es la única autonomía donde el fútbol base y autonómico no puede competir, una situación que comenzó el pasado 6 de enero y que, a pesar de la mejoría en cuanto al ratio de la tasa de incidencia de casos por habitantes, se prolongará hasta el 12 de abril.

Es por ello que la FFCV presentó el pasado lunes una demanda doble de medidas, solicitando tanto la cautelarísima como la cautelar, en contra la resolución de Sanidad que ha entrado en funcionamiento este lunes y que mantiene el fútbol en suspenso, con el objetivo de que se pueda competir ya este próximo fin de semana.