Es periodo de pandemia. Existe la sensación generalizada de vivir en una burbuja en modo pausa, esperando que acabe pronto el coronavirus y poder recuperar la normalidad, pero el tiempo no se detiene. El reloj sigue avanzando con la misma velocidad anterior al covid y, en muchos casos, vuela. Y si no, que se lo pregunten a Sergio García Dols, cuya carrera profesional avanza igual que en él en la pista, donde pone su GasGas del Aspar Team rondando los 240 km/h.

El burrianense acaba de cumplir 18 años (22 de marzo) y Mediterráneo se ha unido a las felicitaciones, por alcanzar la mayoría de edad y por su ilusionante arranque del Mundial 2021 en Moto3 (4º en la carrera inaugural en Qatar), repasando imágenes de su evolución, mientras él inicia su tercera semana en Doha, donde, tras el acuerdo con el estado del país, de las 1.500 personas que forman el paddock mundialista, quien ha querido, se ha vacunado contra el covid.

Sergio ha vivido rodeado de motos, siguiendo la pasión familiar de su padre, pero sobre todo de su abuelo Antonio (corrió las 24 horas de Montjuïc). A los dos años y medio le regalaron una minimoto y desde entonces su vida está ligada a las motos y los circuitos. Antes, furgoneta arriba y abajo los fines de semana, y ahora con más lujos. Busca la corona de Moto3, donde ya tiene una victoria en un GP. La logró con 16 años en Cheste, el mismo día que Carlos Sainz sumó su primer podio en la F1 (Brasil). Mediterráneo les ofrece las mejores fotos de un burrianense que aspira a ser campeón del mundo. Ahora ya es uno de los mejores pilotos de España.